Siempre se puede

Este artículo ha sido publicado en el boletín del Liceo Bemalcazar de Cali, Colombia.

Si en sus primeros años de vida no supo aprovechar bien las oportunidades o le costó aprender algo, esto no tiene por qué volver a suceder.

Usted tiene enormes capacidades y potencialidades listas para ser despertadas. Puede transformar su autoconcepto y su autoimagen, “grabados” en su mente profunda, para liberarse de los bloqueos y límites adquiridos alguna vez que le impiden aprender de todo y fácilmente, hasta el último día de su vida. Usted nació preparado para aprender de todo y para gozarlo.


La sociedad actual es muy competitiva y exige de las personas un proceso de superación constante si desean mantenerse vigentes y con un trabajo estable. No basta con haber egresado de sus estudios. Si el proceso de aprendizaje se detiene allí, quedará cada vez más incapacitado para desempeñarse en el mundo laboral.

A veces hay temor de ser capaz de seguir aprendiendo, lo que se debe solamente a bloqueos. Todos estamos capacitados para aprender de todo. Nuestro código genético así lo establece, nuestras neuronas están preparadas para crear nuevos circuitos de comunicación y contamos con la alegría natural del proceso enseñanza-aprendizaje. Lo natural es ser felices aprendiendo. Somos seres en desarrollo psicoevolutivo constante, vamos de menos a más.

La primera solución cuando hay inseguridad para afrontar nuevos desafíos es reflexionar y darse cuenta precisamente de lo que hemos dicho: estamos mental y biológicamente capacitados para aprender de todo en cualquier edad. A partir de aquí, nuestra disposición comienza a cambiar.

Hay que llegar a la mente profunda para eliminar los temores e inseguridades que se quedaron allí. Para esto sirven diversos métodos de reprogramación mental. Por ejemplo, todos los días repetirse frases como: “soy capaz de aprender de todo”, “soy feliz aprendiendo”, “puedo superarme cada día más”, “cada día tengo más seguridad”, etc. Mejor si se acompaña con una práctica de visualización de sí mismo, viéndose con seguridad y desplante, con alegría de aprender. Este es el lenguaje que entiende la mente profunda.

Tenga en cuenta también que el pasado no tiene por qué repetirse. Ahora hay más madurez y comprensión de la vida. Ahora puede aprender más y mejor porque tiene más experiencia.

Sergio Valdivia Correa
Rector Instituto Internacional CIRCULO ALEPH
www.circuloaleph.com

5 comentarios:

  1. Estimados, estoy estudiando masoterapia y hoy cuando me fui al curso en la mañana, pense si realmente era capaz de terminar. Me entre a cuestionar y justo uds. me hacen llegar esta información. El universo se conjuga para que así sea.

    Gracias

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por sus sabios consejos!!
    Marcos
    mtortoa@yahoo.com

    ResponderEliminar
  3. ¡Ten la absoluta seguridad que puedes! Si otro ser humano lo puede hacer, tú también.

    Ayuda tener claridad de objetivos, tener presente por qué se desean lograrlos, imaginarse ya logrados, ponerte en acción todos los días y dejar fluir.

    ResponderEliminar
  4. Cuanta sabiduría encierra este articulo, gracias por compartir estos conocimientos, realmente es una motivación valiosa. Bendiciones para usted Sr. Valdivia

    ResponderEliminar
  5. Gracias Indra por tus buenos desos para mí.

    ResponderEliminar

Gracias por participar!