Con estas ideas, leer será fascinante y enriquecedor

Desde que tenía muy pocos años de vida me interesaron los libros. He leído cientos de miles en mi vida lo que me ha permitido una formación muy completa y ha facilitado mi labor de comunicador social.

Nadie me estimuló en la casa a leer. Sin embargo, recuerdo haberle preguntado a un vecino que estaba leyendo qué era un libro. Y me dijo algo así: —es tener un amigo a mano a quién conversarle y pedirle que te enseñe muchas cosas de la vida.
No sé por qué, pero esta idea me llegó profundamente y la entendí, pese a no haber tenido más de seis años de edad. Desde entonces, cada autor es para mí como un amigo con quien mantengo una conversación. Comparo mis reflexiones con las del autor, pienso los motivos que él ha tenido para escribir y qué es lo que desea comunicar. Producto de este diálogo, he comprendido mucho más allá de lo escrito en cada libro.
Pasarían bastantes años hasta que me encontré con el concepto de la lectura como proceso transaccional.

Esta teoría fue desarrollada por Louise Rosenblatt en 1978 en su libro "The reader, the text, the poem". Rosenblatt adoptó el término transacción para indicar la relación doble, recíproca que se da entre el sujeto o lector con capacidad de conocer (cognoscente) y lo conocido. Su interés era hacer hincapié en el proceso recíproco que ocurre entre el lector y el texto (Dubois,1991). Dice Rosenblatt al respecto: "Mi punto de vista del proceso de lectura como transaccional afirma que la obra literaria ocurre en la relación recíproca entre el lector y el texto. Llamo a esta relación una transacción a fin de enfatizar el circuito dinámico, fluido, el proceso recíproco en el tiempo, la interfusión del lector y el texto en una síntesis única que constituye el significado ya se trate de un informe científico o de un "poema" (Rosenblatt, 1985, p.67).

Para Rosenblatt, la lectura es un momento especial en el tiempo que reúne un lector particular con un texto particular y en unas circunstancias también muy particulares que dan paso a la creación de lo que ella ha denominado un poema. Este "poema" (texto) es diferente del texto escrito en el papel como del texto almacenado en la memoria. De acuerdo con lo expuesto en su teoría, el significado de este nuevo texto es mayor que la suma de las partes en el cerebro del lector o en la página. (Rosenblatt,1978).

Tempranamente noté que conocer la época y circunstancias en que fue escrito un libro es muy importante para comprender a mi amigo escritor. Cada persona piensa, actúa y escribe según el contexto en que le ha tocado vivir. Esto da mucha información adicional sobre su pensamiento y permite hacer comparaciones con la situación actual en que me encuentro como lector. Esto me ha permitido ampliar mi consciencia, abrirme a nuevos pensamientos e ideas y a comprender que el pensamiento tiene un devenir histórico, que va variando en el tiempo según las circunstancias. Personalmente me ha preparado también para proyectarme hacia el futuro y anticiparme a muchos acontecimientos, encontrándome mejor preparado para reaccionar y adaptarme.

Todo esto permite una lectura transaccional, no una lectura pasiva que se torna muchas veces aburrida. En la lectura transaccional el significado que se crea cuando el lector y el autor se encuentran en los textos es mayor que el texto escrito o que los conocimientos previos del lector. Es fascinante. Como lector avanzo en mi comprensión mucho más allá de lo que el autor ha expresado. Naturalmente, el significado que se crea es relativo, pues dependerá de las transacciones que se produzcan entre los lectores y los textos en un contexto específico. Los lectores que comparten una cultura común y leen un texto en un ambiente similar, crearán textos semejantes en sus mentes. No obstante, el significado que cada uno cree no coincidirá exactamente con los demás. De hecho, los individuos que leen un texto conocido nunca lo comprenderán de la misma forma.

Con tantos amigos (libros), nunca se está solo. Especialmente en esta época que es tan fácil conseguirlos, ya sea en soporte tradicional como el papel o en soporte digital. Y es hermoso sentir que siempre se puede aprender y aumentar la experiencia, que la conversación con los amigos físicos se enriquece y que puedes comprender mejor lo que sucede en la sociedad. Con esta mayor preparación, la calidad de vida y las oportunidades que se presentan son infinitamente superiores a las del común de las personas.

Prueba a reunir a tus amigos autores y conversar con ellos. Y tal como te prepararías para una conversación importante o una entrevista, antes de leer, repito, ¡antes de leer el libro!, realiza unas reflexiones. Esto provocará que tu comprensión de lo leído sea fascinantemente superior y que disfrutes de la transacción que se producirá.

Antes de la lectura


  • ¿Para qué voy a leer? (Determinar los objetivos de la lectura)

1. Para aprender.

2. Para presentar un ponencia.

1. Para practicar la lectura en voz alta.

2. Para obtener información precisa.

3. Para seguir instrucciones.

4. Para revisar un escrito.

5. Por placer.

6. Para demostrar que se ha comprendido.

  • ¿Qué sé de este texto? (Activar el conocimiento previo)

¿De qué trata este texto? ¿Qué me dice su estructura? (Formular hipótesis y hacer predicciones sobre el texto)

  • Durante la lectura

1. Formular hipótesis y hacer predicciones sobre el texto

2. Formular preguntas sobre lo leído

3. Aclarar posibles dudas acerca del texto

4. Resumir el texto

5. Releer partes confusas

6. Consultar el diccionario

7. Pensar en voz alta para asegurar la comprensión

8. Crear imágenes mentales para visualizar descripciones vagas

  • Después de la lectura

1. Hacer resúmenes

2. Formular y responder preguntas

3. Recontar

4. Utilizar organizadores gráficos

Sergio Valdivia
Rector del Instituto Internacional CIRCULO ALEPH
Planificador del Curso de Lectura Veloz y Comprensión Veloz

1 comentario:

  1. Ojalá todos tuviéramos un amigo, familiar o vecino tan sabio. Definitivamente leer es uno de los elixires de la vida, la lectura sistemática de diferentes temas, nos lleva a emprender un viaje mágico, sin retorno, que logra despertar habili ...dades, sensibilidades y conocimientos que posibilitan poco a poco - en la medida de lo que se pueda en esta vida - el medio para desentrañar algunos de los misterios de las redes que unen al todo, lo que por ende moviliza nuestra creatividad e imaginación, para poder traspasar nuestra individualidad y situarnos en el mundo como seres más "habilitados" en el entendimiento y concreción de experiencias sociales, o situacionales referentes al relativismo, o supra sistémicas por medio del holismo. Es así como la lógica que subyace en la mente de un buen y asiduo lector, trasciende la dinámica de este mundo, sin embargo aliviana su esencia, en la humildad de descubrir que en realidad nada sabe y he allí donde se ancla el verdadero cambio, en ese pequeño, pero tan verdadero y sublime salto cuántico.

    Jenny Mercado

    ResponderEliminar

Gracias por participar!